jueves, 24 de abril de 2014

La Fortaleza de Tatanka II

Previously on La Fortaleza de Tatanka: Dos de Esas-Cosas-Apestosas habían salido de la charca en el centro de la mazmorra y avanzaban peligrosamente hacia los Héroes.

Cuando un bicho sea grande, asquerosamente feo pero lento, déjalo que avance y ya, con tiempo, lo rodearás. Sabias palabras dejadas por algún difunto Héroe de renombre en el mundo de Super Fantasy. Porque, sí, muchas veces es un locura lanzarse con el hacha en ristre contra un enemigo mucho más grande que tú, que sea él el que avance y solo entonces, rodéalo y aséstale el golpe. Eso hizo el grupo de Héroes en la Fortaleza de Tatanka. Esas-Cosas-Apestosas entraron en el pasillo y fue entonces cuando el ingenio del grupo actuó. Yang-Ping dispone de la habilidad “Paso Sombrío” que en nivel II le permite ignorar monstruos y Héroes cuando mueva y eso hizo, situándose detrás de los monstruos. Zoe dispone de la habilidad de Teletransporte y permite (como su nombre indica) teletransportar a cualquier Héroe... Ya os lo podéis imaginar. Barka acompañó a Yang-Ping en el contraataque. Así, lo siguiente que pasó fue un “bocadillo” de Esas-Cosas-Apestosas (no, por favor). Rodeadas atacaron y causaron daño a la pobre Zoe y Barka pero acabaron cayendo, convertidas en una gelatina viscosa.

Tocaba seguir avanzando por la Fortaleza. La siguiente estancia tras el pasillo era la charca de donde surgían Esas-Cosas-Apestosas. Hagamos aquí un inciso, ya dijimos que Esas-Cosas-Apestosas podían surgir constantemente de la charca, pero, eso sí, no es fácil, tiene que salir una Gota en el dado de Destino (para entendernos: un 5 o un 6 en un dado de 6 caras). ¡Y tuvimos suerte! O eso parecía en los primeros turnos, porque había un inconveniente...

Posiblemente, cualquiera de nosotros ganaría a Tatanka al trivial, sin embargo, no es tan tonto. En este lugar de la Fortaleza, teníamos dos caminos a elegir: uno corto y otro más largo. Pero... el camino corto está lleno de trampas ocultas dejadas por Tatanka, porque, sí, en Super Fantasy hay trampas y muchas. En otros juegos, las trampas pueden causarte algún punto de daño, pero en Super Fantasy, lo que ocultan puede ser desde un simple Morrofeo hasta la muerte del Héroe ¡porque cae una roca sobre él!

Sin embargo, el mismo Tatanka había escondido el mecanismo de desactivación en una estatua que se encontraba en la sala a la derecha y custodiada por dos Morrofeos. Con nosotros venía Yang Ping, quien ya había desarrollado su habilidad “Paso Sombrío” al nivel más alto. Ahora no solo podía pasar sobre enemigos sino que también podía atravesar puertas cerradas. Por tanto, habían dos opciones: o pasábamos sobre cuatro trampas a verlas venir o que Yang Ping hiciera el trabajo sucio. Yang Ping corrió, activó su habilidad, entró en la sala, activó la estatua y volvió... Los dos guardias Morrofeos se activaron, sí, pero tened en cuenta que un Morro Grande no tiene manos humanas, sino zarpas enormes con las que le resulta imposible manejar el mecanismo de apertura de una puerta y allí se quedaron, incapaces de salir de la sala, impotentes.



Hagamos otro inciso en el camino. Dependiendo del Morrofeo, hay monstruos que lo tienen más fácil para abrir puertas que otros y eso se refleja muy bien en Super Fantasy. Por ejemplo, un simple Morrofeo puede abrir puertas con facilidad, pero un Morro Grande lo tiene bastante complicado (por explicarlo fácilmente, tiene que obtener un 6 en un dado de 6 caras). Por eso, puede venir muy bien no abrir ciertas puertas o no tener reparo en “despertar” a ciertos monstruos en habitaciones adyacentes que sabes que lo van a tener muy difícil para salir.

Los Héroes se precipitaron por el camino más corto, directos al centro de la mazmorra.

Ya comentamos que en Super Fantasy y en este escenario en particular, no puedes retrasarte o lo terminas pagando. Íbamos muy bien de tiempo. Pero también es necesario destacar que esta zona central de la Fortaleza es muy complicada. Teníamos ante nosotros una sala con un Portal de Viaje Morrofeo, donde no paran de surgir Morrofeos. A la izquierda, una sala con dos Morro Grandes y a la derecha, un M.O.R.R.O., un monstruo fuerte y rápido. ¡Ojo!, detrás podían seguir surgiendo Esas-Cosas-Apestosas. Enfrente, el pasillo final, una sala guardada por la mascota de Tatanka, un Morro Pinchudo. Lo mejor que podíamos hacer entonces era: ¡¡¡Correr muy rápido!!!

Pero no salió bien... No. Si antes habíamos hablado del asqueroso “bocadillo” de Esas-Cosas-Apestosas, ahora tocaba hablar de “bocadillo” de Héroes. Lo sabíamos y lo volvimos a hacer, teníamos que correr pero hacerlo bien, todos juntos. Al principio, no tuvimos problema en eliminar a todos los Morrofeos del portal. Como es obvio, las habitaciones adyacentes despertaron. Pero sin estar bien preparados (con todas las habilidades cargadas de energía mágica), abrimos la puerta del pasillo final. El Morro Pinchudo entró destrozándolo todo. Embistiendo contra los Héroes. Así, Zoe perdió su último punto de vida...

Un último inciso, ¿qué pasa si un Héroe no tiene más puntos de vida? ¿Es eliminado? No, sigue jugando. Lo que ocurre es que la ficha de Fin de Partida avanza una casilla en nuestra contra. Ya no íbamos también, de hecho, comenzábamos a tener el tiempo justo.

¡Ah! Y otra cosa, por si no había quedado claro. A diferencia de otros juegos, algunos monstruos pueden con todo y todos, convirtiéndose en un auténtico desafío para los Héroes...

La partida estaba así. Zoe en el suelo y el resto de Héroes rodeados por Morrofeos, un Morro Grande que había conseguido abrir la puerta, detrás de ellos, Esa-Cosa-Apestosa avanzaba y delante, protegiendo el pasillo que nos separaba de Tatanka, Morro Pinchudo, enseñando sus fauces.
¡No! ¡Estamos rodeados! ¿Podremos con ellos?

¡Muy pronto el último capítulo!


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Tiene que estar antes de verano. Como ya comentamos en facebook, ya se está maquetando en castellano y de ahí directos a la fabricación.

      Eliminar