miércoles, 30 de abril de 2014

La Fortaleza de Tatanka (III)

Previously on la Fortaleza de Tatanka: Los Héroes se encontraban rodeados en la estancia anterior a la guarida de Tatanka. Zoe había caído. Ante ellos se levantaba un Morro Pinchudo que protegía el último pasillo. Quedan solo tres turnos para el fin de la partida.

Así es. Tras un buen comienzo, la partida estaba pintando mal, muy mal. No te puedes confiar en ninguna misión, ni siquiera en la segunda. Después de unas cuantas partidas, teníamos muy claro cuál era el desafío de La Fortaleza de Tatanka: la parte central con un Portal de Viaje Morrofeo estaba rodeada de pasillos llenos de monstruos. La mejor opción sería correr, pero delante tenemos un enemigo muy difícil de batir, un Morro Pinchudo.


Hicimos una pequeña pausa para replantear la estrategia. Había que terminar con el Morro Pinchudo para seguir adelante e intentar acabar con Tatanka. Barka contaba con su Catapulta y en esa habitación... en esa habitación... ¡Había columnas! Si habéis leído la Guía de los Héroes que estamos publicando en este blog y página web, habréis descubierto que Barka tiene una Catapulta en su brazo con la que puede lanzar a bichos contra puertas, cofres, barriles ¡y columnas! Y si el monstruo impacta contra uno de estos obstáculos, no solo elimina el obstáculo sino que además produce un punto de daño para el monstruo. Dicho y hecho, Barka armó su Catapulta, se acercó al Morro Pinchudo, lo agarró por el hocico y lo lanzó contra una de las columnas de la estancia, haciéndola añicos. ¡Un punto de vida menos! ¡Solo quedaban tres puntos de vida!

Ya adelantamos una pregunta de FAQ. Barka utiliza su Catapulta lanzando monstruos en línea recta. En esta partida, lanzó al Morro Pinchudo en diagonal contra la columna. ¿Es válido? Según Marco Valtriani, autor de Super Fantasy, sí, completamente válido, siempre y cuando la línea sea recta.

Uf... ¡Tres puntos de vida aún! Pero en esto que andaba Zanvor, el Enano Duelista, cerca, quien armó su Bazuca Contundente y preparó su ataque en modo berserker: ¡No hay un mañana!. Se abalanzó contra el Morro Pinchudo y en dos tiradas causó dos puntos de vida más... ¡Y ahora, a correr! Zanvor gastó su Pluma de Grifo (un objeto pequeño que había encontrado en un barril) y avanzó todo lo que pudo hacia el pasillo.

Yang Ping, el Maestro de las Sombras, fue el penúltimo en actuar. Realizó un ataque por la espalda contra el Morro Pinchudo (en estas situaciones Yang Ping es letal), le quitó el último punto de vida y con lo que le quedaba avanzó a todo correr por el pasillo (cuando toca que correr, Yang Ping es el mejor), dejando atrás a Barka y Zoe.

Zoe se estaba recuperando del golpe que le había asestado el Morro Pinchudo, Barka estaba solo en el centro... Una de Esas-Cosas-Apestosas avanzaba por detrás y un Morro Grande levantaba su maza de madera ¡y dos Héroes ya habían escabullido por el pasillo! ¿Se quedarían allí solos Barka y Zoe? Barka ya preparaba su hacha cuando Zoe tuvo la idea... Cargó su habilidad de Teletransporte, agitó su Bastón Encantado y unas luces iridiscentes comenzaron a girar en torno a Barka y de repente, ¡puf! ¡Desapareció! Ahora Zoe estaba sola y no tenían muy buen aspecto los Morrofeos que quedaban ni los que iban a atravesar el portal en unos momentos... Se concentró, surgieron otras luces y otra vez, ¡puf! ¡Zoe ya no estaba!

Haciendo un pequeño alto en el camino, la habilidad de Zoe: “Teletransporte Instantáneo” puede ser crucial en muchos momentos de la partida, como en este caso, en el que los Héroes simple y llanamente, desaparecen de una habitación para aparecer en otra adyacente.


Nuestros Héroes se encontraban ahora frente a la última puerta, la que les separaba del desafío final, el poderoso Tatanka. Detrás tampoco es que la situación fuese muy halagüeña, aparecieron nuevos Morrofeos por el portal que avanzaron y entraron en el pasillo. Un turno menos y solo restaba ya uno para el final. “Tenemos que ser rápidos” dijo Barka, “tenemos que eliminar ya a Tatanka”.

Ya nos ha pasado muchas veces, al Jefazo final no le puedes dejar pensar. Suelen tener un montón de habilidades, como atacar dos veces o recuperar vida, así que Barka (que en el fondo era Juan) tenía mucha razón.  Teníamos que lanzarnos todos a una y terminar con Tatanka en este mismo turno. Además, con lo que venía detrás no teníamos muchas posibilidades... Los simples Morrofeos son sencillos de eliminar, pero son muy rápidos, por lo que al siguiente turno ya los tendríamos encima.

Así que Yang Ping abrió la puerta y entramos como un elefante en una cacharrería. Teníamos a Tatanka y 4 puntos de vida de puro músculo delante nuestro, levantándose de su enorme trono. Tras Yang Ping, el siguiente en actuar fue Barka quien se abalanzó contra Tatanka y lo lanzó contra una de las columnas de la habitación. Después y utilizando un Bestiario que había encontrado en un barril, lo empleó para ignorar la habilidad de Tatanka: “Hedor Maldito” (que incrementa la protección de Tatanka cuerpo a cuerpo) y después de eso le asestó un golpe brutal (gracias a su habilidad "Asalto Brutal")... ¡Y 2 puntos de vida menos!

Quedaban Zanvor y Zoe. Zanvor se acercó y gracias a su Bazuca Contundente asestó un nuevo golpe y otro punto de vida menos... Pero tocaba volver a tirar y ¡falló! Las cosas estaban complicadas. Solo quedaba Zoe... La pequeña Zoe, la que todos tendían a proteger dejándola atrás.

Zoe, harta ya de tantas consideraciones, comenzó a agitar las manos y a mover su bastón... La energía empezó a acumularse en el orbe que lo coronaba. Más y más energía. Una energía llameante. Apuntó el bastón a la cara de Tatanka, cerró los ojos y... ¡Brommm!

Cuando abrió los ojos un enorme cuerpo inerte yacía en el suelo. A su lado un enorme Martillo de Guerra que había destrozado unas cuantas baldosas de la habitación. De repente, el cuerpo de Tatanka desapareció... Como también desaparecieron los Héroes.

¡Por fin! ¡Ganamos! ¡Un final de infarto para este segundo escenario que merecía ser grabado en la Historia de Super Fantasy! Por desgracia, volveríamos a encontrarnos con Tatanka mucho después, pero eso ya es otra historia.



¿Qué os ha parecido? ¿Os ha gustado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario